Skip to content
Movil Gamers

Los inicios de los videojuegos

5 marzo, 2019

Desde los inicios de los videojuegos se ha convertido en parte importante de la vida de muchas personas. Varias generaciones han contado con la posibilidad de pasar horas de diversión con estas opciones y son cada vez más las alternativas disponibles para hacerlo.

Pero todo tiene su comienzo y la historia de esta multimillonaria industria vio la luz con el lanzamiento de uno de los juegos de vídeo más populares a nivel mundial, incluso hoy en día; este sería como Pac-Man, que, aunque no se trató del primer juego desarrollado, marcó un antes y un después.

Desde los inicios de los videojuegos se ha convertido en parte importante de la vida de muchas personas. Varias generaciones han contado con la posibilidad de pasar horas de diversión con estas opciones y son cada vez más las alternativas disponibles para hacerlo.

El pionero

Para poder comprender el mundo de los videojuegos actuales, es preciso conocer la historia y para ello hay que remontar hasta finales del año 1958 cuando fue presentado ante el mundo el que sería el primer juego de video de la historia, con el cual comenzó toda esta aventura.

Se trata de Tennis for Two o Tenis para dos, desarrollado por William Higinbotham, quien creó un juego en el cual dos contendientes se enfrentaban para tratar de mantener dentro del formato de la pantalla una pelota que se encontraba en rebote constante.

Un clásico atemporal

Pac-Man fue uno de los responsables de atraer a cada vez más y más personas hacia los juegos de video, despertando su interés, con gráficas llamativas para la época y un concepto bastante divertido. Su lanzamiento en el año 1980 abrió las puertas a esta industria para convertirse en lo que es hoy en día.

Fue, junto con Invasores del Espacio, el propulsor del interés por los videojuegos por parte de un número importante de la población, interés que aún hoy en día sigue vigente, siendo el juego arcade favoritos de todos, desafiando al tiempo, siendo un éxito atemporal.

Su popularidad se debe en gran medida a su dinámica de juego envolvente, pues se inicia de una manera bastante sencilla que resulta fácil para cualquiera y, conforme se avanza en el mismo, el grado de dificultad se va acrecentando.